Cómo saber si el pescado está fresco

Cómo saber si el pescado está fresco

Si quieres comprar pescado fresco en Valladolid, debes saber que en muchas ocasiones nos hacen pasar el pescado congelado por pescado fresco sin que nos demos cuenta.

Por eso, en este artículo queremos ofrecerte una serie de consejos clave que te ayudarán a darte cuenta de si estás ante un pescado fresco en Valladolid o uno que no lo es. Sigue leyendo.

Lo primero en lo que debes fijarte si quieres comprar pescado fresco es un su piel. La piel del pescado fresco tiene colores vivos y las escamas están duras y brillantes. Si la piel se desprende con facilidad de la carne, es señal de que el animal no es fresco. Si se trata de un pescado sin escamas, deberás tener en cuenta que la piel presente un aspecto húmedo y cierta mucosidad blanca para saber que es fresco.

Otra señal importante de un pescado es fresco son sus ojos. Si los ojos sobresalen y las pupilas tienen un color negro brillante, harás una buena compra. Por el contrario, si los ojos están metidos hacia dentro y la pupila es grisácea, el pescado ya tiene varios días.

Las agallas también reflejan la calidad del pescado. Si son de colores rojizos o rosas el pescado es fresco, mientras que si las agallas tienen tonos grisáceos o amarillentos no lo será.

El punto más obvio que te permitirá detectar si el pescado está recién cogido es el olor. Si huele a mar sin duda se trata de un pescado fresco. No obstante, si tiene un olor fuerte, como a amoníaco, es posible que se trate de un pescado que ha sido recogido varios días antes y que lleve tiempo en un refrigerador.

Si quieres probar pescado fresco y de calidad, no dudes en visitarnos en La Barquita De San Vicente y descubre los más deliciosos sabores del mar.

haz clic para copiar mailmail copiado